Portada del sitio > ACCIÓN TIERRA > Reforma Agraria > América Latina > Carta Agroecológica de Oaxtepec

Carta Agroecológica de Oaxtepec

Lunes 29 de agosto de 2011, por LRAN

Los más de 750 participantes en el III Congreso
Latinoamericano de Agroecología organizado por la
Sociedad Científica Latinoamericana de
Agroecología (SOCLA) y la Universidad Autónoma Chapingo realizado en Oaxtepec, Morelos, México del 17 al 19 de agosto de 2011, y reunidos bajo el lema "La agroecología; para alcanzar la soberanía alimentaria en un planeta en crisis ambiental, energética y climática" declaramos:

1. La urgente necesidad de impulsar el paradigma agroecológico que asegure suficientes alimentos sanos y accesibles para la creciente población mundial, sobre la misma base de tierra arable, pero haciendo un mejor uso de los recursos como el petróleo, el agua y otros, dentro de un escenario de cambio climático e incertidumbre económica.

2. El modelo agrícola industrial-convencional y
sus cuestionables derivaciones biotecnológicas y
producción de agrocombustibles está agotado y no
podrá dar respuestas a los desafíos del futuro
agrícola en la región y el mundo. De hecho, la
amenaza a la seguridad alimentaria es el
resultado directo del modelo agroindustrial,
caracterizado por monocultivos a gran escala y
cultivos transgénicos, mientras las grandes
compañías transnacionales se apoderan de semillas
y tierras agrícolas, socavando con ello aún más
la capacidad de suministro de alimentos, fibra y
energía a las poblaciones locales.

3. Los umbrales de la naturaleza han sido
sobrepasados por el crecimiento económico
desenfrenado y los paisajes modificados hasta
puntos extremos por el monocultivo y otras
prácticas nocivas a los agroecosistemas, la salud
humana y el ambiente natural. La agroecología
provee las bases para revertir este proceso y
restaurar los procesos ecosistémicos, como la
producción de alimentos sanos, la mitigación del
cambio climático y la conservación de la
biodiversidad, tan necesarios hoy en día para la
supervivencia del planeta.

4. Considerando que el congreso se realiza en
México, ubicado en Mesoamérica, centro de origen,
diversificación y domesticación del maíz,
manifestamos nuestro apoyo a las iniciativas de
rechazo a la introducción de cultivos
transgénicos en este o cualquier otro país.
Hacemos un llamado a crear esfuerzos para
desterrar los transgénicos del continente y
transformar América Latina en una zona libre de
transgénicos. Defender la agricultura campesina y
exigir el derecho al libre uso de la
biodiversidad por los campesinos e indígenas y
rechazar el patentamiento y la restricción a la
circulación de sus semillas nativas.

5. De igual manera, considerando que la Quinta
Conferencia de las Partes del Convenio de
Estocolmo sobre Contaminantes Orgánicos
Persistentes adoptó el 29 de abril del 2011, la
decisión de eliminar la producción y el uso
mundial del insecticida endosulfán, el III
Congreso de la SOCLA hace un llamado a todos los
gobiernos de América Latina y el Caribe para
prohibir la importación, producción y uso del
endosulfán. Además, trabajar para la eliminación
de todos los agrotóxicos e implementar programas
nacionales de apoyo a las alternativas
agroecológicas para el manejo de plagas, para ir
más allá de la mera sustitución por otro
plaguicida químico. Para la aplicación de este
compromiso internacional, los planes nacionales
deberán estar abiertos a la participación de las
organizaciones de productores y de académicos.

6. La agroecología está aportando las bases
científicas, metodológicas y técnicas para una
nueva "revolución agraria" a escala mundial. Los
sistemas de producción fundados en principios
agroecológicos son biodiversos, resilientes,
eficientes energéticamente y socialmente justos.
Informes internacionales como el IAASTD y del
Relator Especial para el Derecho a la
Alimentación de las Naciones Unidas, han
concluido que el modelo agroecológico es la
opción mas viable ya que permite la generación de
sistemas agrícolas capaces de producir
conservando la biodiversidad y la base de
recursos naturales, sin depender de petróleo, ni
insumos caros.

7. Miles de agricultores en especial campesinos e
indígenas en América Latina ya practican este
tipo de agricultura que ofrece múltiples
beneficios ambientales, sociales, culturales y
económicos a varios sectores de la sociedad rural
y urbana de la región. Estos producen más el 50%
de los alimentos que se consumen y las
experiencias agroecológicas exitosas constituyen
una guía para ser socializadas mediante procesos
horizontales de intercambio participativo de
experiencias.

8. Los movimientos sociales son claves para el
escalonamiento de la propuesta agroecológica y
para lograr políticas públicas favorables a ella
y a la soberanía alimentaria. La soberanía
alimentaria se centra en la autonomía, el consumo
responsable, los mercados locales, los ciclos
cortos de producción y consumo y las redes que
promueven innovaciones e ideas agroecológicas. La
agroecología no solo proporciona los principios
para alcanzar la soberanía alimentaria, sino
también la soberanía tecnológica, territorial,
económica y energética dentro de un contexto de
resiliencia.

9. Los científicos, académicos, profesionales y
técnicos ligados a SOCLA apoyan desde su quehacer
a estos movimientos sociales y juegan un rol
fundamental en la sistematización de las
experiencias agroecológicas surgidas de la
investigación formal y de las tradiciones de los
agricultores. También tienen la responsabilidad
social de informar y presionar a los decisores
para que se generen y rediseñen políticas
públicas agrarias que potencien la agricultura
sostenible tal como el acceso de los agricultores
a la información, educación, investigación,
tierra, agua, semillas locales, mercados, etc.

10. Hacemos un llamado a la sociedad en general a
apoyar las propuestas agroecológicas que permitan
consolidar la soberanía alimentaria, la
conservación de los recursos naturales y el
empoderamiento local, regional y nacional de
organizaciones y movimientos campesinos.

Apremiados por la urgencia de los tiempos,
convocamos a convertir esta declaración en plan
de acción de la agroecología en América Latina y
El Caribe.

No más desalojo y criminalización ni violencia en el campo!

Rechazamos la marginación del saber campesino e
indígena y apoyamos el diálogo entre estos
saberes y el conocimiento científico!

Apoyamos las iniciativas de educación en
agroecología a todos los niveles, en el contexto
urbano y rural, que fortalezca las capacidades
para alcanzar la soberanía alimentaria en un
planeta en crisis ambiental, energética y
climática.

Hacemos un fuerte llamado a los estados a
establecer políticas favorables a la agroecología!

Rechazamos todo intento de parte de las
corporaciones multinacionales, los gobiernos y
los organismos financieros internacionales de
secuestrar y cooptar la agroecología. Defendemos
la agrobiodiversidad como patrimonio de los
pueblos al servicio de la humanidad y la madre
tierra!

Oaxtepec, Morelos, México, 19 de agosto de 2011