Carta al Presidente Lula

Igor Felippe Santos
Miércoles 18 de abril de 2007 por LRAN

Assessoria de Imprensa do MST

Tel/fax: (11) 3361-3866

Correio imprensa@mst.org.br

Página - http://www.mst.org.br

Excmo.Sr.
Luiz Inácio Lula da Silva

Presidente de la República
Palacio do Planalto.
Brasília

Excelentísimo Presidente,

Es con mucho gusto que venimos a su presencia, para presentarle personalmente diversas
sugerencias de medidas concretas que su gobierno tendría que tomar, si tiene la decisión
política de poner en ejecución una verdadera reforma agraria en nuestro país. Reforma
agraria entendida por nuestro movimiento y por toda la sociedad brasileña, como una
política gubernamental, que de hecho democratice la propiedad de la tierra, permitiendo
que los millones de trabajadores rurales, históricamente excluidos de todo el proceso de
desarrollo social, puedan dejar de ser explotados y construyan el futuro de sus familias
trabajando para sí mismos.

Entendida también, como una medida de distribución de renta, que permita incluir en el
mercado consumidor a millones de personas marginadas y de esta forma estimular también
el empleo en la ciudad, en el campo y el desarrollo del mercado interno. Reforma agraria
es también la garantía por parte del estado del acceso a la educación, en todos los
niveles, así como la promoción del uso de las técnicas agrícolas agro-ecológicas,
sostenibles, que respeten el ambiente y produzcan alimentos saludables.

Para eso, presentamos las siguientes propuestas que pueden ponerse en ejecución por su
gobierno.

I- En relación al acceso a la tierra.

1. Que se actualice el Plan Nacional de Reforma Agraria y se construyan mecanismos
realistas, para poner en práctica un programa masivo de reforma agraria para beneficiar
un millón de familias de trabajadores sin tierra.

2. Que se haga un verdadero conjunto de esfuerzos gubernamentales para recoger y
desapropiar todas las tierras necesarias para asentar inmediatamente todas las familias
que están acampadas, la mayoría viviendo en condiciones sub-humanas desde hace varios
años.

3. Que se de prioridad a programas regionales de desapropiación, concentrando la
obtención de las áreas en determinadas regiones por estado, próximas de centros
consumidores, creando áreas reformadas regionales de agricultura campesina.

4. Que se desapropien todas las haciendas de empresas extranjeras situadas en zonas
fronterizas, como determina la ley.

5. Que el gobierno movilice su base parlamentaria para aprobar inmediatamente la ley de
la expropiación de las haciendas con trabajo esclavizado.

6. Que se actualicen los índices de productividad y que se cambien las normas internas
para acelerar los procesos de desapropiación y se apliquen los ritos sumarios, de
acuerdo con diversas recomendaciones del II PNRA y en las consultorias de especialistas.

7. Destinar inmediatamente para la reforma agraria todas las haciendas hipotecadas en
bancos públicos o que poseen deudas de impuestos e incumplen las leyes de trabajo.

8. Que se quite todo el trasto de legislación autoritaria e burocrática, que lleva a
conflictos judiciales, que impiden la reforma agraria.

9. Que se haga un plan de emergencia, articulado con la secretaría de derechos humanos
y la Oidoría agraria, para que el gobierno federal actué junto al poder judiciario y las
policías estaduales, con el objetivo de punir todos los casos de violencia en el campo,
que asesinaran centenares de trabajadores rurales, siendo que en la mayoría de los casos
los culpables aún siguen impunes y los procesos parados.

II- Propuestas para los asentamientos

1. Necesitamos de un nuevo modelo de asentamientos que amplíe el número de familias
asentadas en una misma área, independiente del tamaño del área individual, que sean
masivos, se organicen cercanos de las ciudades, en tierras fértiles, combinados con
agrovilas y agroindustrias, garantizando otros tipos de trabajo y renta para las mujeres
y jóvenes.

2. Necesitamos de un programa permanente, con medidas concretas de estímulo a la
cooperación agrícola por parte de los organismos gubernamentales.

3. Un programa de instalación de agroindustrias en los asentamientos con inversión
pública, coordinado por la CONAB (Compañía Nacional de Aprovisionamiento), y cedido a
las cooperativas de asentados para su gerencia. Con eso aumentaríamos el valor agregado
de los productos y mejoraría la renta de los campesinos.

4. Necesitamos de una nueva modalidad de crédito rural especial para la reforma agraria.
El Pronaf (Programa Nacional de Fortalecimiento de la Agricultura Familiar) en la actual
modalidad no consigue alcanzar los asentados y apenas una minoría ha tenido acceso. (ver
propuesta detallada en anexo)
5. Necesitamos que la CONAB sea reforzada como una empresa pública que garantice la
compra de todos los productos alimenticios producidos en los asentamientos y áreas de
agricultura familiar.
6. Realización de un amplio programa de viviendas en los asentamientos, estableciendo un
acuerdo entre la Caixa Econômica Federal (Banco de Ahorro del Gobierno Federal) y el
INCRA (Instituto Nacional de Reforma Agraria y Colonización), para garantizar la
construcción de las más de cien mil casas que aún no han sido hechas en asentamientos
antiguos. Y, garantizar los recursos también para los asentamientos de cada año. Que se
incluya en este programa la construcción de mejoras de la estructura social, como
guarderías, instalaciones deportivas, casas comunitarias, lavaderos y otras
instalaciones colectivas que la comunidad necesite.

7. Que se ponga en ejecución un programa nacional de reforestación en lotes de reforma
agraria y de pequeños agricultores, con áreas de hasta dos hectáreas por familia/año,
con especies nativas y fructíferas. Los gobiernos estaduales y el Incra podrían entrar
con las mudas y asistencia técnica y el gobierno federal apoyaría con pagamiento de
mano-de-obra mensual, a través de una tarjeta verde, en la CEF, que podría sustituir
inclusive el programa Bolsa-familia en la zona rural, para los que tienen tierra. Y que,
el pagamiento sea preferencialmente para mujeres y jóvenes.

8. Que se ponga en ejecución un programa especial de financiamiento de instalación de
agroindustrias, con recursos subvencionados de los bancos públicos.

9. Poner en ejecución un programa de industrias de máquinas agrícolas y de tractores
destinadas a la pequeña agricultura y a las áreas de la reforma agraria. La estructura
actual de la industria, basada solamente en máquinas de gran porte no da cuenta de las
necesidades de la reforma agraria. Existen proyectos industriales y propuestas
empresariales, pero se carece de un crédito agrícola específicamente destinado para
esto, en condiciones de carencia y subvención necesarias. Recomendase que se crié una
comisión tripartita (gobierno, empresas y entidades de la reforma agraria) para
presentar las propuestas de las medidas necesarias.

III. Educación en las áreas de reforma agraria

1. Fortalecer y ampliar el PRONERA (Programa Nacional de Educación en la Reforma
Agraria), como un programa prioritario, destinando los recursos necesarios para la
demanda existente de cursos que vienen siendo presentados anualmente por los movimientos
sociales que tienen acuerdos con las universidades y/o otras instituciones de educación.
Hoy, los recursos son limitados y hay un problema serio de discontinuidad en la
transferencia de los mismos.
2. Fortalecer el espacio institucional de la Educación del Campo en el MEC (Ministerio
de la Educación), con ampliación de recursos, de funcionarios y de acciones articuladas
en el conjunto de las secretarías del ministerio y entre los ministerios similares.
3. Implementar una campaña nacional de alfabetización de jóvenes y adultos en el medio
rural a través de acuerdos con las entidades y los movimientos sociales que actúan en el
campo. El objetivo es que al final del mandato, se ponga a cero el analfabetismo.
- Ajustar el programa Brasil Alfabetizado de manera que de cuenta de la especificidad del
campo e incluya la formación continuada de los educadores.
4. Poner en ejecución un programa de instalación de escuelas técnicas de nivel medio en
todas las áreas de la reforma agraria donde haya demanda. Una posibilidad inmediata es
incluir los asentamientos como áreas prioritarias para la expansión de la red federal de
las escuelas técnicas, especialmente para implantación de Unidades de Enseñanza
Descentralizadas (UNED´s) de CEFET’s, de acuerdo con la propuesta presentada al
SETEC/MEC por el MST en noviembre de 2006. 5. Implementar un amplio programa de
formación de técnicos en agroecologia, en todos los estados brasileños.
6. Que el MEC articule una forma (quizás interministerial con MDA y MCT) con las
secretarías estaduales de educación para garantizar la implantación de escuelas
públicas de educación básica de nivel medio en las áreas de reforma agraria, incluyendo
la construcción de escuelas en los asentamientos, mejoría de la infraestructura y
concurso público o contratación de profesionales de la educación específicos. 7. Nos
sumamos a la campaña nacional para incluir en la legislación brasileña la obligatoriedad
de la enseñanza media, asumida como una etapa de la enseñanza básica escolar y, por lo
tanto, con el establecimiento de las metas para su universalización a través de oferta
pública y gratuita.

IV. Medidas administrativas

1. Defendemos la vinculación del Incra directamente a la Presidencia de la República.

2. Defendemos la realización inmediata de concurso público, para contratación de más 3
mil funcionarios, como prevé el decreto ya publicado, que totalizaba la necesidad de
4.500 funcionarios, de los cuales solamente 1500 fueran contratados.

3. Que la CONAB sea interconectada con el Incra, como empresa de apoyo a la reforma
agraria.
4. Que se crié un Instituto público, en la forma administrativa más rápida y adecuada
para cuidar de la capacitación de los agricultores asentados, e implementación de la
asistencia técnica y extensión rural, como un servicio público, una vez que el modelo
actual quebró.

Sr. Presidente, quisiéramos también manifestarnos, como movimiento social y
representantes de una parte de nuestro pueblo que vive en el medio rural, sobre otros
aspectos de las políticas gubernamentales. Defendemos la necesidad de una nueva política
económica que dé prioridad al desarrollo con distribución de renta. Distribución de la
renta significa preservar los derechos de la clase trabajadora, valorar los salarios en
general y en especial el salario-mínimo, distribuir la tierra y tener un programa masivo
de generación de empleos para la juventud.

Defendemos la necesidad de una política que democratice los medios de comunicación de
masa, interrumpiendo la represión del cierre de las radios comunitarias, y el apoyo
gubernamental para su viabilización y la puesta en práctica de una red pública de
televisión abierta, en acuerdo con las entidades de la sociedad civil.

Estamos insatisfechos con la forma como viene siendo aplicada la ley de Bioseguridad,
donde siempre si busca dar cuenta de los intereses de las compañías transnacionales que
desean dominar nuestra agricultura, con semillas transgenica. Exigimos que el gobierno
fiscalice el cumplimiento de la ley que obliga rotular los productos que contienen
transgenicos y que están siendo vendidos en los supermercados, sin ningún control y
fiscalización.

Seguros de su compromiso con las mejorías de las condiciones de vida del pueblo
trabajador del campo, esperamos su determinación para que estas medidas sean puestas en
práctica con eficacia.

17 DE ABRIL de 2007


Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | | icone statistiques visites | info visites 953911

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio ACCIÓN TIERRA  Seguir la vida del sitio Movimientos Sociales  Seguir la vida del sitio MST   ?

Sitio desarrollado con SPIP 3.0.20 + AHUNTSIC

Creative Commons License